Esto va de aprender fotografía disfrutando.

Aquí hablamos de cómo hacer mejores fotos, de técnica fotográfica, de qué cámara comprar, de luz, de composición... Si tiene que ver con la fotografía antes o después hablaremos de ello. Palabra.

3 libros top de fotografía que no pueden faltar en tu biblioteca

Libros de fotografía
Los libros de fotografía son uno de los caprichos que nos deberíamos dar con mayor frecuencia. Y es que, ir haciéndonos una buena biblioteca, quizás sea una de las mejores inversiones si queremos aprender fotografía.

En este post hablamos de...

Si aún no has empezado a hacerte una biblioteca de libros relacionados con la fotografía, estas tardando…

Y es que no hay mejor forma de aprender fotografía que viendo el trabajo de grandes fotógrafos. Nos inspiran, nos enseñan y nos ofrecen miradas diferentes. Además, siempre podemos «robar» algo de un gran fotógrafo para mejorar nuestro arsenal técnico o para servirnos de inspiración.

Te propongo tres libros para empezar con buen pie, que no suponen un gran desembolso y que siempre hacen las delicias de cualquier amante de la fotografía.

Magnum. Hojas de contacto

Lo genial de este libro es que nos permite descubrir el trabajo de un montón de fotógrafos de la Agencia Magnum. Y no sólo eso, sino que nos enseña las tripas de sus fotos más icónicas y su proceso de creación

Gracias a que nos permite ver las hojas de contacto, este libro nos enseña como se trabajó la escena hasta llegar al resultado final, a la imagen que terminó eligiendo el propio fotógrafo o su editor.

Además este libro te servirá como puerta de entrada para conocer autores de los que quizás no has oído hablar y en los que puedes profundizar más adelante.

El ojo del fotógrafo

Probablemente estamos hablando de una de las Biblias en lo que a diseño de fotografía se refiere. Michael Freeman nos enseña de forma amena y con infinidad de ejemplos cuales son las claves básicas que definen la composición fotográfica.

Un libro para aquellos que han pasado la fase de dominar su cámara y quieren algo más que hacer fotos familiares.

The americans

Sin duda estamos ante un trabajo que cambió el rumbo de la fotografía y que ha influido a varias generaciones posteriores de fotógrafos.

En 1954 el fotógrafo suizo Robert Frank, tras ser avalado por Walker Evans (otro grande), obtuvo la beca Guggenheim. Gracias a ésta pudo viajar por todo Estados Unidos para «hacer un registro amplio y voluminoso de las cosas estadounidenses».

Robert Frank
Robert Frank en 1954

Durante su viaje toma unas 28.000 fotos de las cuales selecciona poco más de 80 para editar este trabajo. Estas imágenes nos muestran un recorrido crudo por la realidad de un país lleno de contrastes y muy alejado del «american way of life».